Amar la vida
Café a la Turca, 28 de julio 2021. Otros temas, otro abordaje!!

Hoy es viernes 17 de septiembre de 2021 y son las 00:35 hs. Café a la Turca, Miércoles 18 hs.- por Fm Horizonte 94.5. Café a la Turca Express Lunes, miércoles y viernes 13 hs la columna de Roxana Arazi en Fm Horizonte. *** Lunes a viernes 11 a 13 hs CON AGENDA PROPIA por Radio Nacional Bariloche con la conducción de Roxana Arazi


  ENTREVISTAS  31 de julio de 2021
Entrevista intimista: Anselmo Torres - Rector de la UNRN
Anselmo Torres, Rector de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) desde el 22 de julio pasado, es Magister en Administración Pública con formación de posgrado. Nació y pasó su infancia en "Pirané”, un pequeño pueblo de la provincia de Formosa desde donde partió a los 19 años de edad, "sin saber hacia dónde llegaría". Escuchar acá:

Triste; impactado aún por la muerte del hasta entonces rector de la UNRN, Juan Carlos de Bello, quien falleció inesperadamente el 19 de julio 2021 y tras haber forjado una amistad que comenzó en el ámbito académico, Anselmo Torres aceptó el desafío de asumir ese cargo con el compromiso de dar continuidad a la impronta de su antecesor y "tratar de estar a la altura de las circunstancias”.

“Anselmo tiene una historia de vida riquísima”, me dijo alguien (*) que lo conoce lo suficiente como para asegurar que así es. “Nunca se olvidó de dónde viene, ni quién es”. Esas apreciaciones fueron suficientes para que intentara este encuentro radial que concluyó en una entrevista intimista, de la que podría asegurar que fue a corazón abierto!!.

Y desde ese sentir personal, me permito sugerirles que lo escuchen. Debe haber muchas historias similares. Pero en tiempos en donde hay escasez de empatía y abundancia de miserias humanas; en los que una pandemia nos golpea sin permiso y aún así algunos deciden seguir desafiándola, es una caricia al alma saber que hay personas, como Anselmo, que pueden ocupar roles trascendentales  - en este caso dirigir una casa de estudios que forma seres humanos en distintas disciplinas – y que lo hace recordando de dónde viene. Indudablemente es consciente que ello le permite saber bien hacia dónde hay que ir!!

Anselmo Torres compartió en estos casi 45 minutos de entrevista su historia de vida desde esos primeros años en su pueblo natal “Pirané”, vocablo compuesto guaraní que significa “pescado hediondo o pescado en estado de putrefacción para decirlo de una manera más pomposa” - comenta y se ríe -, en la provincia de Formosa; la partida del hogar para poder perseguir sus sueños pese al dolor de una madre que sabía que si sus hijos partían, no regresarían, hasta su pasado inmediato como Vicerrector de la Sede Atlántica de la UNRN y ahora Rector de esa casa de estudios.

Hijo de padre “albañil, con tercer grado de la primaria nada más” y de madre “ama de casa que nunca fue a la escuela” y el “segundo de cinco hermanos”, el ahora Rector de la Universidad Nacional de Río Negro, aclara: “no me gustan los eufemismos: no éramos una familia humilde. Éramos una familia pobre y la infancia fue dura”. Sin embargo no duda en afirmar y sostener que “uno siempre debe recordar esa infancia y el lugar del que viene porque si uno pierde el origen, pierde el rumbo también”.

“Formosa es una de las provincias más pobres del país y en el interior de ella, más pobre aún” apreció sin dejar de remarcar que así y todo “los viejos se preocuparon siempre porque tengamos lo mejor posible”.

Quizás, y podrán apreciarlo en sus propias declaraciones, Anselmo Torres hoy le deba parte de su recorrido no sólo a la madre y al padre que con las limitaciones propias de sus historias de vida igualmente “se esforzaron por darnos lo mejor” como repite, sino a *esa maestra*… una docente de Formosa a cuya casa fue don Torres padre llevando a dos de sus hijos - Anselmo era uno de ellos con tan solo 9 años de edad -, para realizar tareas de pintura. “Ella - la directora de una escuela primaria formoseña -  le habló a mi viejo y le dijo que los chicos no estaban para trabajar, sino que debían estudiar” cuenta y agrega: “por alguna razón tuvo un efecto muy potente en mi papá y a partir de allí no me llevó más a trabajar y como ella le regalaba todos los libros para nosotros, mi  viejo debe haber entendido seguramente que esa era la herramienta para ser como la maestra y todos los días nos ponía de 3 a 4 horas a leer”.

Ello no implicaba que no tuvieran deseos de niños: “a veces peleábamos con nuestro viejo porque veíamos que todos los chicos estaban en la calle jugando y nosotros también queríamos salir” recuerda, pero también reflexiona: “en ese momento lo mirábamos con algo de bronca, pero al final estoy totalmente agradecido de esa práctica que nos dio desde muy chiquitos”.

Anselmo Torres recorre en esta entrevista muchos capítulos de su vida.  Desde su infancia “sin agua potable y con una sola canilla en el medio del barrio por lo que teníamos que pelear por un turno”; las reiteradas mudanzas porque los terrenos en los que habitaban las familias como la suya, “se anegaban por las inundaciones”; los "amigos inquebrantables” que aún conserva de aquellos tiempos pero con quienes no puede compartir sus logros en la universidad, “porque ellos  - se le quiebra la voz - no pudieron terminar ni siquiera la primaria”; el dolor de su mamá, que sabía que Anselmo no regresaría; la salida del pueblo sin saber “hacia dónde lo hacía”; el papá que aún hoy reside en ese pedacito formoseño "a punto de cumplir 90 años de edad", hasta su presente, el de un hombre que logró lo que se propuso pero que no reniega de nada en su vida. Un hombre común que vive “desde hace mucho tiempo en el barrio Independencia, con calles de tierra” en Viedma (capital de Río Negro), a donde pudo llevar a sus viejos "para que conocieran el mar” en esa que fue la “primera salida en sus vidas”, y el mismo hombre que hoy, tras haber asumido como Rector de la UNRN, de la que habla orgulloso, comprometido, con gran cantidad de proyectos por delante y que le plantea sin dudas una exigencia mayúscula, no duda en afirmar que los logros académicos son importantísimos, pero que la vida también pasa por las cosas sencillas como disfrutar de su familia conformada por su esposa Marcela, dos hijos y su primer nieto, de quien dice "amo con locura y con él disfruto de tirarme al suelo, jugar en la arena o en el mar”; de salir a caminar, de regresar todos los años - excepto en lo que va de esta pandemia por Covid 19 -  a su Formosa natal y de "practicar frecuentemente el ejercicio de recordar de dónde salí y hasta dónde pude llegar” .

 

(*) Paulina. Ella es quien me confió que Anselmo Torres es una "gran persona". A ella mi agradecimiento también!!

p/Roxana Arazi



COMPARTIR:
Relacionadas: ENTREVISTAS
ENTREVISTAS
Amar la vida
Comentarios:


araziroxana.com.ar - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • RadiosNet

RadiosNet