Jubilarse: luz verde para vivir!!!
Café a la Turca, 21 de septiembre 2022. Otros temas con otro abordaje!!!

Hoy es sabado 3 de diciembre de 2022 y son las 05:39 hs. Café a la Turca, Miércoles de 12:30hs a 14:00hs. - por FM94.5. *** Lunes a Viernes de 10hs a 12hs CON AGENDA PROPIA por Radio Nacional Bariloche con la conducción de Roxana Arazi.


  PROGRAMAS CAFE A LA TURCA  22 de septiembre de 2022
Para conocer a la mafia no es necesario ir a Sicilia...
Editorial Roxana Arazi (21/09/22) en base al artículo "Mafia y Fascismo", autoría de Rocco Carbone (*), Dr. en Filosofía, investigador de Conicet, docente e integrante del “Espacio Intelectual Comuna Argentina” - un espacio de pensamiento sobre la realidad política y social de Argentina -. Escuchar acá:

MAFIA Y FASCISMO

 

La mafia es una organización criminal y violenta que se balancea entre lo ilegal y lo legal. El fascismo es una interpelación reaccionaria de las multitudes y una organización que despliega terror.

El fascismo tiene dificultades para surgir allí donde la emancipación es débil.

En la Argentina la emancipación no está en un momento esplendoroso, pero no declina: su corazón sigue latiendo. Sabemos por qué. Puesto que la mafia no ha logrado detenerla se ha aliado con el fascismo tecno/neo para volver a arremeter contra ese corazón.

Deshacer la emancipación o ponerla en crisis a través del terror y la violencia (cualquier persona con miedo piensa con dificultad) sume al campo popular a una situación brumosa: a una carencia de conducción y a sus organizaciones -movimiento sindical, organismos de derechos humanos, movimientos sociales, partidos populares- en la inmovilidad. Los conmina a NO pensar de manera distinta, a subordinarse a su lógica, a encolumnarse detrás de ella, a pensar que hay una sola escena posible y ninguna alternativa. Deshacerse de la emancipación o hacerla entrar en crisis apunta a la consecución de un poder indiscutible e incuestionable.

Si se quiere intervenir en la reproducción de este poder unívoco (indiscutible e incuestionable), debemos estar dispuestos a pensar de manera distinta.

Mafia y fascismo están presentes en el territorio nacional. Son fuerzas históricamente concurrentes. En la Argentina también. Tienen un denominador cultural común: violencia/terror. Ambas, además, tienen una aversión por la democracia, que consideran una especie de cáscara formal, que pretenden vaciar y capturar cual rehén a través del despliegue del terror, precedido por la amenaza.

Recordar: antes fueron los piedrazos contra un despacho en el Congreso. Luego, el atentado. Ambas organizaciones son solidarias también porque piensan y practican la cultura patriarcal, en la que el sujeto femenino debe estar sometido al poder masculino.

El atentado tiene un claro sesgo patriarcal. Jonathan Morel militó la candidatura de Macrì y luego fundó Revolución Federal, dentro de cuya atmósfera actúa Sabag Montiel.

Uno de los financistas de Morel -según sus declaraciones en Anfibia- es el grupo Caputo -integrado por “el hermano del alma” y el ex ministro de Finanzas, parientes entre sí-, que le encargó muebles por casi 2 millones de pesos. Una de las características de las organizaciones mafiosas son los lazos de parentesco y de amistad.

Fascismo y mafia son fenómenos distintos y sin embargo coincidentes.

Sosias. Hipótesis de lucha: decir no, movilización frecuente para activar una atmósfera reflexiva y creativa para imaginar alternativas, empalmarla con el corazón emancipatorio resistente y una internacional latinoamericana.

 

Txt: (*) Rocco Carbone 



COMPARTIR:
Comentarios:


araziroxana.com.ar - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • RadiosNet

RadiosNet