Café a la Turca, 22 de marzo 2023. Otros temas, otro abordaje!!
Nosotras somos ellas: las olvidadas por la historia...

Hoy es viernes 14 de junio de 2024 y son las 15:22 hs. ULTIMOS TITULOS: Murió Gregorio Pérez Companc, uno de los principales empresarios de la Argentina / Dólar blue, dólar hoy: a cuánto cotizan el viernes 14 de junio / Vía libre para la emergencia ferroviaria / La city festejó la votación en el Senado y el FMI libera dólares / La moratoria fiscal comenzaría en julio / Salarios, impuesto y los dilemas del Congreso / El Banco Mundial no la ve / Empresarios de fiesta  / China lo hace viajar a Milei a validar el swap / Todos los cambios que el Senado le hizo al RIGI / Las canastas se desaceleraron /


  LITERATURA Y CINE  19 de marzo de 2023
TE LEO ...
Hoy "Buenas mujeres" del libro "Nosotras somos ellas: cien años de mujeres en la Patagonia", libro recientemente publicado por EDUCO (Editorial Universitaria - Universidad Nacional del Comahue), cuyas autoras son: Laura Méndez, Mónica de Torres Curth y Julieta Santos (Bariloche), con fotografías de Natalia Buch (Bariloche) y Fernanda Rivera Luque (Ushuaia). Un libro exquisito desde el prólogo, escrito por Dora Barrancos, hasta el final en donde encontrarán el detalle de la bibliografía que fue utilizada como fuente para crear este material que debiera estar en todas las bibliotecas del país, incluyendo las de los establecimeintos escolares. Escuchar acá:

BUENAS MUJERES

 

    Los pelos violetas, el pañuelito verde en la muñeca, un piercing en la ceja izquierda, otro en la boca y dos en la nariz. Tapate ese ombligo, ¿querés?, te vas a resfriar. Pero no es el resfrío el problema. Es el ombligo, y ese camino de pelitos casi transparentes hacia el pubis, que se pierde apenas bajo el jean de tiro corto, con las rodillas rotas y flecos en lugar de ruedo. Es el ombligo, con ese arito plateado que baila cuando ella se mueve. El problema no es el resfrío, es la cintura, y la remera corta, es su piel, su carne y sus convicciones. El problema es ella que ya no se calla.

    Sale a la calle con la mochila colgando del hombro, se toma el cole y se baja en una esquina. Hay otras como ella, muchas, miles, cienmiles. Van llenando las calles, se va a caer se va a caer cantan, y finalmente se caerá. Se caerá con la fuerza rotunda de la lucha, sostenida por millones de otras que afirmaron sus pies, apretaron el puño, gritaron ¡basta!, aunque recibieran los golpes.

    Ella no sabe, porque nunca le interesó la historia. No sabe, pero está haciendo historia ahora. Se va a caer se va a caer, y se suma a esa voz chillona de las pibas en la calle, de las otras que caminan junto a ellas. Las que fueron jóvenes y viejas durante el terror del Estado, este terror, el último y todos los anteriores. Las que perdieron a sus hijos, las que murieron en la lcuha, las que desaparecieron pero que acá están, acá están.

    Dando saltitos y cantando las canciones que aprendió y ya hizo carne, se alinea a una columna que lleva un pañuelo verde enorme. A su lado camina despacio, como teniendo miedo de tropezar, esta otra mujer con su pañuelo blanco. Se sonríen. A ella le gusta ver viejas en las marchas. No tiene miedo si son muchas, no tiene miedo si están todas. Se sostienen, se apuntalan, se fortalecen. Las dos saben.

    No hay silencio ahora, no hay más silencio. Banderas. Carteles, cantos y gritos, voces que ya no se callan. Le late el corazón muy fuerte porque sabe que está siendo parte de algo muy grande. Y si presta atención, si cierra los ojos y escucha más allá del estruendo de mujeres que la rodea, resuena a lo lejos un kultrum, y hay cantos viejos que se juntan con los nuevos. Cantos de aquellas que cosechaban azúcar bajo el látigo feroz, las que morían de sed en el desierto, las que corrían a esconderse en los bosques para que no les maten a sus hijos, las que tuvieron que servir, sentir dolor y quisieron morir. Pero también cantan las que tuvieron que irse lejos de casa, las que parieron solas a sus hijos sin tener la mano de su madre que les sostuviera la propia, las que ayudaron a otros, las que curaron a sus enfermos, las que supieron cuál era la planta, cuál era el camino.

    Una pluma se vuela y ella la recoge. La pone en su pelo y la inunda la fuerza de las excluidas, de las maltratadas, las violadas, las dejadas. La posee la voz de una historia que no conoce y grita un grito desgarrador.

    Una bengala ilumina el cielo donde está ella. Una y después otra, y después otra. Un humo verde lo cubre todo y cierra los ojos. Ve polvo, pelo, trenzas, mantas, cuero, tendones, leche, manos, canas, niños, abrazos. Ve dolores, amores, pieles, clavo de olor, canela. Sudor, miedo, silencio, grito, puño. Ve viento, arena, nieve, frío, fuego, cuenco, caldo, leña, siesta. Paisaje, viaje, río, mar, barcos, camino, vacas, gallinas, casa, choza, toldo. Ve sueño, sueños, pobreza, hambre, dolor. Ventana, noche, fogón, fogata, días, sol, luna. Calor, frío, flores, frutas, dulce, charqui, torta, maqui, manzanas. Ve dudas y certezas. Ve cercos, guerras, muertes, puerta, cerrojos, incendios. Toldo, incendio, casa, violencia, miedo, silencio, grito, carrera, bosque. Ve ternura y caricias. Ve la vida de una mujer desde el inicio del tiempo que se levanta y camina, su camino que es el de todas. Ve su funeral y ahí ve a otra que toma la antorcha. Ve magia. Una cadena de manos se construye infinita hacia adelante y hacia atrás, incluso con aquellas que no quieren agarrarse. Se siente poderosa porque descubre sobre cuántos hombros está parada.

    Hay muchas que miran pasar desde la orilla este río de sangre turbulento, tirado por la fuerza de millones, empujado por la fuerza de millones. Tienen miedo, no pueden cantar ni bailar ni sonreír siquiera. Se va a caer se va a caer cantan las que caminan y escuchan las que están mirando. Si se cae, va a ser para todas.

    Va a ser la suma de miles de miles de gotas, hasta las más diminutas. Cuando se caiga, caerá para todas.

    Se va a caer.

 

Del libro "Nosotras somos ellas: cien años de mujeres en la Patagonia".

Lectura: Roxana Arazi



COMPARTIR:
Comentarios:


araziroxana.com.ar - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • RadiosNet

RadiosNet