Jueves 26 de Noviembre de 2020

Hoy es Jueves 26 de Noviembre de 2020 y son las 23:03 Café a la Turca, Miércoles 18 hs.- por Fm Horizonte 94.5. Café a la Turca Express Lunes, miércoles y viernes 13 hs la columna de Roxana Arazi en Fm Horizonte. *** Lunes a viernes 11 a 13 hs CON AGENDA PROPIA por Radio Nacional Bariloche con la conducción de Roxana Arazi

  • 11.1º
  • Parcialmente nublado

ENTREVISTAS

31 de octubre de 2019

Entrevista a Leo Bilanski, presidente de ENAC, organización que nuclea a las pymes.

El promedio de pymes que cerraron en los primeros tres años de la gestión Cambiemos era de 50 aproximadamente por día. Sin embargo - aclaró el empresario - “después del 12 Negro (el lunes siguiente a las PASO, tras la corrida bancaria y la devaluación) pasaron de 50 a 60 /80 y hasta 100, dependiendo la semana y frente a un Estado ausente”


Leo Bilanski, quien acaba de ser reelecto Presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC), organización que representa los intereses de los empresarios nacionales pymes que viven del mercado interno, se refirió en declaraciones exclusivas para Café a la Turca, a la situación en que se encuentra el sector que genera mayor cantidad de fuentes de trabajo genuinas, después de estos casi cuatro años de gobierno de Cambiemos y a las propuestas que le presentaron, en conversaciones informales, al ahora Presidente electo Alberto Fernández, de cara al 2020.

Desde la asunción de Mauricio Macri en 2015 hasta la actualidad, el sector de las pymes “fue uno de los más castigados,  con “más de 25 mil pymes cerradas de todos los rubros y tamaños”. Para Bilanski eso sucede “no por error de las políticas aplicadas sino como consecuencia de las mismas” porque se prioriza “la redistribución del mercado en manos de las corporaciones, olvidando a las empresas que dan más trabajo”.

El promedio de pymes que cerraron en los primeros tres años de la gestión Cambiemos era de 50 aproximadamente por día. Sin embargo - aclaró el empresario - “después del 12 Negro (el lunes siguiente a las PASO, tras la corrida bancaria y la devaluación) pasaron de 50 a 60 /80 y hasta 100, dependiendo la semana y frente a un Estado ausente” en lo que refiere al control de precios y reglas de mercado. Los rubros más afectados fueron aquellos que “tienen mano de obra intensiva, con cadenas de valores largas como el textil, la metalurgia y también las pymes de economías regionales y los sectores que estuvieron amenazados por las importaciones como el de electrodomésticos y plásticos”, indicó Bilanski.

“Los principales bloques económicos - prosiguió - nunca tuvieron mayor producción que en el 2015” y su caída obedece a que Mauricio Macri “llevó adelante la agenda de la Unión Industrial Argentina (UIA)”, por lo que le han solicitado al futuro Presidente, Alberto Fernández, que a partir del próximo período gubernamental se priorice a las pequeñas y medianas empresas”.

Para el responsable de ENAC este panorama se mantendrá hasta “el 11 de diciembre, seguramente con un par de miles más de pymes cerradas”, porque -  lamentó - “no existen indicios de que el Presidente (Macri) implemente medidas de reactivación de la economía interna, sino que por el contrario, todo lo que están haciendo ahora es para que el Titanic trate de esquivar el iceberg que se viene de frente”.

“La economía está descontrolada” sentenció Bilanski, al tiempo que opinó que “fue artificialmente sostenida para que Macri saque el 40%” durante las elecciones pasadas y a partir de la derrota “lo que está haciendo es pagarle a sus aliados, mejorándole los precios de los mismos productos que ofrecían la semana anterior a precios inferores, algo que solamente pasa en las economías reguladas”, como ocurre por ejemplo con el litro de nafta. Frente a eso “no existe para las pymes ninguna manera de poder competir”.

Pese a la situación que soportaron durante estos casi cuatro años, Bilansky expresó que el sector al que representa está “muy contento” desde el triunfo del Frente de Todos el pasado 27 de octubre porque “por lo menos  - apreció - la mitad de la Argentina sostiene irrenunciablemente que la salida correcta es a través del trabajo y de la producción y no con la especulación financiera”.

Tras soportar durante todos estos años las políticas de asfixia para el sector productivo y ante el inevitable cierre de más pymes antes de que finalice 2019, la pregunta obligada fue ¿por qué no pueden soportar este mes y días que restan para que Macri y su equipo de gobierno dejen la Casa Rosada?. En su respuesta Bilanski fue contundente: “el 12 de noviembre termina la medida que suspendía los embargos, que implementó Mauricio Macri para llegar a las elecciones. Si al día siguiente no hay una medida que lo extienda por 90 días más, habrá no menos de 50.000 pymes embargadas en la Argentina” lo que implica un 10 % del total. “Sin poder operar, sin poder pagar, indefectiblemente tenés que bajar las cortinas”, expresó.  Un pronóstico que pareciera no tener solución, habida  cuenta que el resultado de las elecciones fue desfavorable para el actual gobierno y que no manifiesta intención alguna de acercarse a dialogar al respecto, como “no la hubo durante toda la gestión, pese al reclamo constante de declarar la emergencia pyme”.

Las expectativas están puestas en que el “equipo técnico que designó Alberto Fernández para llevar adelante la transición, ponga sobre la mesa medidas que el actual gobierno debería tomar antes de irse” y que “el Congreso de la Nación impulse ya una moratoria para el sector, con quita de intereses y de multas, de modo que se paguen las deudas impositivas en un lapso razonable”. Sin esas posibilidades “será muy difícil generar nuevos puestos de trabajo” algo que para Bilanski “es lo que necesita la Argentina que viene: generar 2.000.000 de puestos de trabajo, solo durante el primer año” de gestión.

Días antes de las elecciones del 27 de octubre pasado, los empresarios nucleados en ENAC mantuvieron un encuentro con el hasta ese momento candidato a Presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández. En esa oportunidad acordaron “la representación pyme en la mesa denominada de Contrato Social” porque aseguran que no dejarán “el futuro argentino en manos de las corporaciones que están en la UIA, en la Cámara de Comercio ni en la Sociedad Rural”.

El titular de ENAC opinó que la gestión Cambiemos “gobernó solo para 3500 empresas y se olvidaron de las 602.000 pequeñas y medianas, que son las que damos empleo; invertimos acá (Argentina); no fugamos (divisas) y distribuimos la riqueza  por todas las provincias de Argentina”, por lo que apuestan a aportarle al nuevo gobierno, proyectos y conocimiento sobre la industria pyme para que deje de estar “en la periferia de la política”.

Respecto a la posibilidad de contar a partir del 2020 con un ministerio pyme o una Secretaría fortalecida, Bilanski indicó que “quizás no sea en esta gestión; quizás haya que esperar un poco más” y en esta instancia ir concretando “un proceso de construcción y acercamiento, como estamos haciendo con Alberto Fernández”.

Para los empresarios pymes después de estos 4 años de gobierno de Cambiemos y de “haber chocado la calesita”, la recuperación económica “tardará un año más”. Mientras tanto habrá que abordar la situación como “un tema de supervivencia”.

Roxana Arazi

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios