"La verdad no puede ser algo que uno elija"
Café a la Turca, 21 de abril 2021. Otros temas, otro abordaje!!

Hoy es viernes 25 de junio de 2021 y son las 04:17 hs. Café a la Turca, Miércoles 18 hs.- por Fm Horizonte 94.5. Café a la Turca Express Lunes, miércoles y viernes 13 hs la columna de Roxana Arazi en Fm Horizonte. *** Lunes a viernes 11 a 13 hs CON AGENDA PROPIA por Radio Nacional Bariloche con la conducción de Roxana Arazi


  ENTREVISTAS  23 de abril de 2021
"El odio se convirtió en una herramienta muy eficaz de los gobiernos neoliberales"
Entrevista exclusiva de Café a la Turca a Nora Merlín, Psicoanalista; docente de la Facultad de Psicología (UBA); Magister en Ciencias Políticas (UNSAM-IDAES); autora de numerosos artículos publicados en medios de alcance nacional y de libros como "Populismo y psicoanálisis", "Mentir y colonizar" y "Colonización de la subjetividad", entre otros. Escuchala acá:

Nora Merlín siempre ayuda a pensar. A repensarnos. Más aún cuando se atraviesan tiempos como los actuales, en los que una pandemia - en este caso producida por el SARS-CoV-2 - ha golpeado al mundo entero sin previo aviso y sin los suficientes conocimientos para saber cómo sobrellevarla y superarla, lo que ha obligado a los gobiernos a actuar en el día a día, mientras se van conociendo los distintos aspectos del virus,de la enfermedad que provoca y de sus posibles tratamientos y vacunas.

En Argentina además, y no como un dato menor, esta pandemia llegó a pocos meses de la asunción de un gobierno que recibió un país esquilmado no solo económicamente y en sus matrices productivas, y con una deuda externa - casi eterna -, todo provocado por el gobierno neoliberal de Mauricio Macri y “el mejor equipo de los últimos 50 años”…, sino esquilmado también en materia humana.

La famosa “grieta” que generó ese gobierno impulsando el odio entre quienes estaban a favor de sus políticas excluyentes y quienes estamos siempre del lado de la vida y de la inclusión social, se reavivó como el fuego en un bosque cuando sopla viento fuerte. Y, pese al esfuerzo inagotable  por dejar las miserias atrás y buscar consensos - como el de los brigadistas por apagar los incendios - la derecha no se detiene. Siempre elige avanzar en las divisiones, porque de eso se tratan sus políticas.

Nora Merlín lo explica con claridad cuando habla de “la colonización de las subjetividades”, eso que califica como un “poder invisible, ejercido con la complicidad de los medios de comunicación, pero también a través de la educación, de la salud mental o de distintos aspectos de la cultura que operan sobre las mentes y los cuerpos”, logrando lo que define como “el ser colonizado”. “El colonizado no es una categoría de clase social, es un criterio transversal. El colonizado tiene un núcleo con prejuicios, sobre todo el odio, y una envoltura formal donde hay identificaciones. Y ahí sí hay tensiones de clases sociales y de grupos” opinó en esta entrevista exclusiva de Café a la Turca.

Para la psicoanalista y analista política, “imponer un sistema que no le conviene a la mayoría, se requiere un consenso obediente  y eso - aseguró - se administra mediante operaciones de inteligencia, como las guerras judiciales y la instalación del odio” entre otros artilugios propios de quienes devienen en falsos salvadores del conjunto, cuando lo que persiguen es el enriquecimiento propio y de las minorías cercanas al poder.

En esa misma línea opinó que “el odio se convirtió en una herramienta muy eficaz” de los gobiernos de derecha, tanto cuando están en el ejercicio de sus funciones como en estos momentos en CABA con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta - o como también ocurrió en el período macrista en Argentina (2015 – 2019) -, como cuando ocupan el rol de opositores, actualmente frente a la conducción nacional de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, Presidente y Vicepresidenta respectivamente de Argentina.

¿Quiénes se benefician con la instalación del odio?, le consultamos. Y su respuesta resumió en pocas palabras lo que estamos viviendo hoy entre ciudadanos y ciudadanas de una misma nación, pero con principios de vida absolutamente diferentes entre quienes priorizamos la vida y quienes eligen mantener los sistemas económicos, no para que el pueblo pueda sobrevivir, sino para enriquecerse aún más y a cualquier precio: “beneficia solamente al poder porque se obtiene una cultura con un tejido social todo dividido y una cultura despolitizada porque el asunto es de "buenos" y "malos". Esa es la forma que tienen las ideologías totalitarias - como el nazismo y el neoliberalismo - para tramitar el conflicto político. Es una trampa. En lugar de conflicto se produce la estrategia del enemigo interno”. Y así nos vuelven a dividir entre odiadores y odiados…

Neoliberalismo y democracia se excluyen”. La colonización de la subjetividad es “una captura que posibilita los actuales fenómenos globales de obediencia inconsciente y apego a ciertas estructuras de poder, que operan como un orden que va en contra de los intereses de poblaciones enteras, aseveró.

Sin embargo, pese a estas abismales diferencias entre unos y otros, Merlín cree posible saldarlas: “la guerra moderna  - opinó - debe darse a través de los afectos” que son nada más y nada menos que los constructores naturales de sentimientos de bienestar y seguridad, fundamentales para el buen desarrollo de los seres humanos en su conjunto. Y aunque suene a frase trillada, porque “el amor vence al odio”, y porque del odio no puede surgir nada bueno. Jamás.

 

Roxana Arazi



COMPARTIR:
Relacionadas: ENTREVISTAS
Comentarios:


araziroxana.com.ar - © 2018 - Todos los derechos reservados

  • Desarrollado por
  • RadiosNet

RadiosNet